Empecemos por el principio

Llevo mucho tiempo queriendo estrenar un blog. Quería hacer uno decente y sincero. Así que no voy a empezar mintiendo y diciendo que siempre he querido publicar historias llenas de arte y belleza.

No, la verdad es que no. Quería publicarlas porque así lo requiera mi trabajo en una revista o en un diario, por ejemplo. Pero la realidad es algo más cruel y este no es el caso.

Soy periodista y me encanta escribir. Creo que no se me da del todo mal o así lo han visto los profesionales con los que me he rodeado durante mis cortos años laborales. No obstante, mi cv parece no encajar en ningún sitio y tengo que recurrir a este blog para dar rienda suelta a mi pasión: comunicar. 

Así que aquí me tienen, estrenando un blog y esperando ser leída por algún usuario curioso que espero, no lo considere un tiempo perdido, sino la crème de la crème.

Ya está, estrenado.